Marsella

¿Por qué elegirnos?
¿Necesita ayuda ?

  • Día 1
  • Día 2

    Día 3

    Eventos

    Imagine un fin de semana en Marsella, con calma, lujo y placer… Para descubrir Marsella, es imprescindible llegar a la Notre Dame de la Garde para admirar la extensión de la segunda ciudad de Francia y visitar esta basílica del siglo XIX. El interior es suntuoso con miles de azulejos que completan la decoración bizantina.

    Bajando por la ciudad, deténgase en la Abadía de San Victor. Camine un poco más para llegar a la Four des Navettes, una pastelería donde podrá degustar especialidades con un sabor original a naranja. Regrese al Puerto Antiguo para disfrutar de las terrazas soleadas frente a Notre Dame de la Garde o a la Marsella Antigua, conocida localmente como el Panier.

    Luego del almuerzo, puede dirigirse al distrito que los griegos escogieron para sentar las bases de Marsella, hace más de 2600 años. Descubra 26 siglos de historia, desde la Alcadía hasta los museos de la Vieille Charité, a través de la Place des Moulins o la iglesia Accoules.

    Durante la mañana, tómese unos minutos para sentarse en algún café en el Puerto Antiguo y disfrutar de la vista. A la distancia, verá los reflejos rosados del amanecer en el Fort Sain-Jean y Saint Nicolas junto con el constante ir y venir de los barcos de pescadores que se dirigen a las Iles du Frioul y al castillo…todos signos del hermoso día que está por comenzar.

    Y no deje el Puerto Antiguo sin visitar el mercado de pescado y descubrir las variedades para hacer la bouillabaisse que podrá disfrutar durante la cena. Luego, diríjase a Corniche, con vista al magnífico puerto de Marsella. Admire las famosas folies of the Corniche y las pequeñas playas populares a sus pies.

    Por la tarde, dedique un poco de tiempo a las compras en las muchas áreas comerciales ubicadas en el centro de la ciudad. Las mejores marcas se abren paso en las calles Paradis, Grignan, Montgrand y Sainte, todas semipeatonales. Si busca un ambiente más joven, visite Saint-Ferreol y sus tiendas modernas y vanguardistas.

    A pocos kilómetros de Marsella encontramos Cassis (25 minutos de viaje en TER), un animado pero encantador resort que es una villa de pescadores conocida por el vino blanco que se produce y se sirve con pescado grillado. Podrá recorrer sus calles y sumergirse en las aguas turquesas del Mediterráneo.

    Si prefiere una atmósfera más burguesa, puede visitar Aix-en-Provence, a 10 minutos en TGV de Marsella.

    Nuestro consejo:

    Compre el Marseille City Pass que es válido por 24 o 48 horas y que le permite entrar a museos, acceder al transporte público al castillo, al tren turístico hacia Notre Dame de la Garde y aprovechar muchos descuentos.

    www.marseille-tourisme.com

    Eventos

    La ciudad de Marsella será la Capital de la Cultura Europea en 2013 y ofrecerá un abultado programa cultural y de entretenimiento todo el año. Habrá más de 400 eventos en tres escenarios: Presentaciones artísticas, arte callejero, exhibiciones, teatro y cocina mediterránea. Una docena de museos con diversas colecciones desde las más antiguas hasta las contemporáneas, se unirán a las exposiciones de los muchos jóvenes artísticas que podrán visitar Marsella durante este año.